lunes, 11 de marzo de 2013

Cosas que nos gustan de... Trace Moroney

Serie Cosas que me gustan de de la colección SM Sentimientos.
Autora e ilustradora: Trace Moroney.
Primera edición en español: 2011.


El simpático protagonista de esta colección es el mismo conejito de Cuando estoy -agréguese aquí un sentimiento- (del que pensamos ocuparnos próximamente). La de aventuras que ha corrido este conejo. Si en el caso de la anterior se describían y explicaban los sentimientos más comunes que puede sentir un niño -o cualquier ser humano, en realidad- ahora la autora incide de nuevo en el cuidado y el desarrollo de la autoestima infantil desde otro frente. Con sus libros nos adentra en el mundo de la familia, los abuelos, los amigos, el colegio, jugar, ir a dormir y -el libro estrella de Vida- las Cosas que me gustan de mí

Los libros están tan bien construidos como en Cuando estoy... Son simples, directos y comprensibles por los niños. Si bien no los recomiendo para menores de cuatro años, Alana se cansa rápido de ellos. Aunque se intenta no restringir el tipo de lector que nadie espere que estén adaptados a la diversidad. Cosas que me gustan de mi familia, que es una delicia en cuanto a expresión de los sentimientos, se resiente mucho si lo estudiamos desde una perspectiva de género más amplia, por ejemplo. Cosas que me gustan de mis abuelos, que encandila noche tras noche a mis nenas, puede resultar violento en familias que no conserven a sus cuatro abuelos sanos y salvos. Esto no resta valor a la obra de Trace Moroney, aparte de que nos permite enfocar la lectura colectiva de una manera crítica. No vamos a extendernos ahora mismo en ello, puesto que tenemos pensando dedicarle una entrada a cómo leer a los clásicos con (que no "a") niños del siglo XXI.

En cuanto al aspecto visual, poco hay que decir, la autora es una maestra de la ilustración infantil. Las escenas están cuidadas al detalle y, como hemos dicho, son una continuación del mundo que ya conocimos en Cuando estoy... Las portadas incluyen detalles táctiles: frases en relieve y brillantes, zonas aterciopeladas... En definitiva, para mis pequeñas es una experiencia total. Sólo les falta tener aroma.

A pesar de la variedad de títulos, es muy probable que "queméis" los libros muy pronto. Las primeras semanas en nuestra casa fue un no parar de contarlos y contarlos. Para evitarlo tenemos un truco. A decir verdad la autoría del mismo se la debemos a Vida. (Esto siguiente lo decimos susurrado) Los contamos "al revés".  Sí, sí. Cosas que no me gustan de mí, lo que más detesto de mí, etc. Con el tiempo hemos visto que se trata de una herramienta muy útil para trabajar sentimientos con personas más introvertidas, vergonzosas o que no se encuentren cómodas hablando de este tema.

Y poco más por hoy, lectores atentos (y lectores con déficit de atención también).
¡Sed felices!





* Esta entrada se ha redactado sobre la base de Cosas que me gustan de Mí, Mis abuelos, Mi familia y Mis amigos. Si la biblioteca u otras almas caritativas nos lo permiten nos haremos con el resto de ejemplares y ampliaremos estos comentarios

2 comentarios:

  1. Muy bien María. Gracias a ti estamos haciendo una guía de lectura para nuestros hijas/os. Estaremos atentos a las siguientes entradas.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias a vosotros. En casa estamos encantados con este proyecto y sobre todo con poder compartirlo.

    ResponderEliminar